Una historia notable es la mejor garantía de una presentación memorable.

La reina Isabel I en el Globe Theatre, de David Scott con el marco de texto en el centro "Algunos consejos para los presentadores que quieren convertir su presentación en una historia interesante"

La reina Isabel I en el Globe Theatre, de David Scott

¿Por qué molestarse?

Un formato común utilizado en la mayoría de los eventos en línea modernos es un conjunto de varios hechos, diapositivas, diagramas, gráficos y discursos de oradores invitados con comentarios de un presentador. En esencia, el presentador aquí une todos los componentes de un evento.

Este enfoque no funciona muy bien. Incluso hay números para respaldar esto. Por ejemplo, ¿sabe cuántos visitantes recuerdan hechos aislados expuestos en una presentación? 5%, más o menos. Por el contrario, se ha demostrado que las personas recuerdan la información "plegada" en una historia significativa 22 veces mejor que cuando la información se transmite simplemente como datos sin procesar. Según un estudio similar, el 63% de los oyentes pudieron recordar historias que escucharon durante una presentación.

Con esto en mente, vale la pena intentar incorporar la trama de una o más historias relacionadas para su actuación.

✔️ Basado en una historia real

Antes de comenzar a escribir su historia, decida qué hechos, ideas y conclusiones desea presentar. Considere en qué parte de su historia sería más fácil presentarlos.

No importa qué cuento elijas, no debe sonar exagerado o artificial. Para este propósito, es mejor utilizar casos de la vida real que estén relacionados con el tema de su presentación. Si no hay nada de su propia experiencia que sea suficiente, pregunte a sus colegas y conocidos o rebusque en la red.

tomemos nuestro Roi4Presenter servicio como ejemplo. Cuando hablamos de esto, tendemos a referirnos a experiencias muy reales de presentadores que han desperdiciado un esfuerzo sustancial coordinando la participación de la audiencia y los oradores para una presentación específica en un momento específico. Esta es una historia familiar, repetida muchas veces con diferentes personas. Cuando hablamos de este problema, siempre recibimos asentimientos comprensivos de los gerentes de ventas.

✔️ Sumergirse en un contexto

Una buena historia debe desarrollarse en un contexto apropiado que se presenta al espectador. Un gran ejemplo es la obra de Shakespeare, Romeo y Julieta:

Dos hogares, ambos iguales en dignidad,
En la bella Verona, donde ponemos nuestro escenario,
De la antigua ruptura de rencor a un nuevo motín,
Donde la sangre civil hace las manos civiles sucias.

Solo cuatro líneas, y ya estamos familiarizados con el contexto de la historia. “Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana…” es un ejemplo más moderno y no menos notable de inmersión rápida en el mundo en el que se desarrolla la historia.

El contexto brinda una gran oportunidad para colocar orgánicamente esos mismos hechos e indicadores, que se recuerdan mal por sí solos, en su historia. Es por eso que el concepto y el escenario cuando se trabaja en una historia no deben recibir menos atención que la trama principal.

✔️ Todos (la mayoría) de los personajes ficticios

La mayoría de las historias, también conocidas como presentaciones, necesitan un personaje principal. Y este personaje no debe ser menos realista que la historia misma. A primera vista parece lógico que el personaje ideal sea el propio presentador. Se siente bien, y ¿qué puede ser más fácil que el punto de vista de la primera persona "Una vez que..."?

Pero en realidad, esta no es la mejor opción. Porque no importa cuán rica sea la historia de su vida, si organiza eventos en línea con frecuencia, se quedará sin anécdotas con bastante rapidez. O estarás condenado a volver a contar una buena historia, como un loro, una y otra vez.

Contar una historia completamente ficticia requiere mucho para sonar creíble. Entonces, lo que queda es reunir algunas imágenes y contar historias desde el punto de vista de sus personajes principales. Esta decisión desata las manos del presentador. En una imagen, puede combinar los aspectos de diferentes personas y en una historia puede combinar elementos de diferentes historias.

✔️ Agrega chistes y revuelve

Un poco de humor alegrará cualquier historia. Lo principal es no excederse con las ocurrencias, nunca usar chistes viejos y trillados y asegurarse de que todos los elementos cómicos, ya sean chistes o caricaturas, encajen orgánicamente en la historia y estén directamente relacionados con el tema de la presentación.

El humor debe ayudar a la audiencia a recordar las principales ideas, hechos y conclusiones, no distraerlos.

✔️ Permita que su audiencia comparta sus historias

Es hora de recordar que la mayoría de los asistentes a las presentaciones -más del 90%- están dispuestos a jugar un papel activo en las mismas. Por lo general, se quedan solo con preguntas al final del evento y completando formularios principales, pero ¿qué sucede si invita a uno de ellos a compartir su historia relacionada con la presentación?

Por supuesto, la actuación espontánea es un gran riesgo. Sin embargo, puede anunciar esta oportunidad con anticipación e invitar a aquellos que deseen hablar a comunicarse con el presentador antes de la presentación. Entonces tendrá tiempo suficiente para preparar todo y podrá mitigar el riesgo.

Incluso la actuación de un espectador transforma a toda la audiencia en coautores de facto de la presentación, lo que contribuye al calentamiento de los clientes potenciales a lo largo del camino.

✔️ Un final feliz es obligatorio

La parte más importante de toda historia es el final. Aquí es donde deben concentrarse las ideas, pensamientos y conclusiones clave de la presentación. Lo ideal es centrar la atención de la audiencia en este punto con la parte más relevante de la historia. De esta forma, los asistentes tienen la garantía de recordar la información con la que finalizas tu relato.

Al mismo tiempo, la final debe ser un final feliz tradicional. El arco argumental clásico se ve así: comienzas una historia con el problema del protagonista y las condiciones que él o ella se ven obligados a resolver. La historia se desarrolla con el personaje tratando de hacer frente a la situación, mientras muestra todos los matices y detalles del problema. El fin es solucionar el problema gracias al producto o servicio al que se dedica la presentación.

Sin embargo, puede haber muchas opciones, esquemas y tramas para una presentación-historia. Lo principal es dejarlo claro y emocionante. Al hacer esto, la presentación seguramente será recordada.

¡Buena suerte a todos y altos ingresos! Y no olvides usar ROI4Presenter, el mejor servicio para webinars y presentaciones!

Humano llegando a un robot dentro de un teléfono
Ha leído la traducción automática de este artículo. El texto original está disponible en inglés, ucraniano y ruso.