Improvisación durante la presentación en línea

Consejos para aquellos que tienen que lidiar con reacciones inesperadas de la audiencia.

Tanto los oradores experimentados como los visitantes frecuentes de eventos en línea saben muy bien que los presentadores pueden dividirse condicionalmente en dos categorías. Los primeros, y la minoría, mantienen con confianza la atención de cualquiera, incluso de la audiencia más compleja y condicionalmente 'malvada'. Este último funciona bien solo con una audiencia condicionalmente "amable", lo que le permite hacer una presentación sin desviarse significativamente del guión.

El primero reacciona con calma, a menudo con humor, a las preguntas y comentarios engañosos, incómodos o relacionados de manera casual con el tema de la presentación, aprovechándolos. Como resultado, gracias a ingeniosas improvisaciones, estas presentaciones resultan incluso mejores y con mayor efecto que lo planeado originalmente.

Estos últimos, al encontrarse en una situación similar, suelen enojarse y perder los estribos o comienzan a hablar en voz baja y entre dientes. En el mejor de los casos, tratan de disuadir tales preguntas con frases sin sentido como: "Esto no es relevante para el caso".

Por supuesto, todos los presentadores, especialmente aquellos que buscan un alto resultado comercial, quieren pertenecer a la primera categoría. Pero al mismo tiempo, muchos están convencidos de que la capacidad de improvisación es un talento innato que existe o no existe. Sin embargo, este pensamiento erróneo es similar a una conceptualización similar sobre actores y escritores. Si fuera solo una cuestión de talento innato, todas las escuelas de actuación y escritura irían a la quiebra.

En otras palabras, puedes aprender a improvisar para tu propio beneficio, permitiéndote trabajar con una audiencia “malvada”. Los cursos de oratoria y actuación tomados para este propósito, por cierto, no serán superfluos en absoluto. Pero primero, intenta seguir algunos de nuestros consejos.

Comencemos con el hecho de que debe cambiar fundamentalmente su actitud hacia la audiencia "malvada". Estos espectadores son exactamente lo que estás buscando. Por regla general, se trata de personas interesadas en el tema, que buscan llegar al fondo del asunto, lo que significa que están potencialmente interesadas en tu producto o servicio. No los trates como enemigos que te atacan. Con sus preguntas, comentarios y comentarios inesperados, están tratando de descubrir cuánto les conviene lo que les ofreces. A través de sus acciones, te están dando la oportunidad de revelar tu producto desde otra perspectiva y brindar esta información a los demás participantes en la presentación.

En consecuencia, no se debe temer la presencia de espectadores "malvados". Esto es motivo de alegría. Debe buscar a dichos visitantes y concentrarse en ellos al preparar una presentación.

¿Qué se necesita hacer para trabajar con una audiencia “malvada” y tener éxito?

  • Asegúrese de entender todo lo que se mencionará en la presentación. Tómese el tiempo para aclarar la información sobre los matices que no pudo resolver por su cuenta de colegas y especialistas externos. Debe saber con certeza a qué pertenece todo, dónde se puede usar, con qué se puede combinar, etc.

 

  • Verifique una y otra vez que todos los materiales de la presentación, incluidas las ilustraciones y las citas, se ajusten al tema de la presentación. Sucede (a menudo) que una frase o imagen, adecuada a primera vista, resultará incompatible, absurda o simplemente ridícula al examinarla más de cerca.

 

  • Tren. Este es quizás nuestro principal consejo. La conocida anécdota, “La mejor presentación siempre está bien ensayada” es una de las primeras reglas de actuación y oratoria. Cuantas más situaciones posibles resuelva de antemano, incluso las más improbables, más fácil será reaccionar con confianza durante una presentación real. Pídale a colegas, amigos y familiares que lo ayuden con sus entrenamientos. Cuanto más realistas sean los ensayos, mejor. Idealmente, deberían celebrarse en el mismo modo y formato que el evento real. Gracias a estos ensayos aprenderás a defenderte de forma rápida, tranquila y con humor de cualquier ataque de un público “malvado”. Además, podrá identificar debilidades tanto en la presentación como en su preparación.

 

  • No tengas miedo de decir “No lo sé”. Los ensayos y el entrenamiento no pueden prepararte para todas las situaciones que pueden surgir en la realidad. Si realmente no sabe qué decir, reaccione con algo como esto: “Gracias por su original e interesante pregunta. Todavía no hemos identificado una respuesta completa y precisa, pero nuestro equipo está trabajando actualmente en ello. Le proporcionaré la respuesta por correo o de otra manera conveniente”.

Resumamos:

La audiencia “malvada” que hace preguntas difíciles es el principal objeto de interés profesional para los presentadores. Los oradores deben esforzarse por trabajar con ellos a través de una preparación específica. Se puede aprender a improvisar y responder preguntas y comentarios no estándar mediante capacitación y un estudio cuidadoso y detallado de los materiales de su evento.

 

¡Buena suerte a todos y altos ingresos! Y en caso de que no quieras tentar tu suerte con demasiada improvisación, usa ROI4Presenter indicador para la presentación en línea e inserte toda la información necesaria en las diapositivas de preguntas frecuentes. 

Publicaciones más recientes

¡Suscríbete para recibir actualizaciones!

Ha leído la traducción automática de este artículo. El texto original está disponible en inglés, ucraniano y ruso.

¿Te gusta este artículo?

¡Suscríbase a nuestras actualizaciones para ser el primero en conocer nuestras nuevas publicaciones!

¿Quiere mantenerse actualizado con las últimas noticias y artículos interesantes de nuestro blog?

¡Suscríbase a nuestras actualizaciones para ser el primero en conocer nuestras nuevas publicaciones!